Qué filosofía empresarial debe seguir una empresa de retirada de amianto seria en Málaga

Si le acaban de nombrar presidente de su comunidad de vecinos, es bueno que siga leyendo, pues en pocos días vendrá alguien a decirle que el bajante de amianto del tramo B de su edificio necesita ser reparado. Y ahí es donde usted se dará cuenta de lo importante que es contratar una empresa de gestión y retirada de silicato fibroso que siga toda la normativa a pies juntillas, ya que de lo contrario la propia empresa y usted mismo estarán incurriendo en una falta muy grave. En Francisco Ternero estamos especializados en la gestión y retirada de amianto en Málaga.

En el caso de que sea su Administrador de Fincas el que le esté instando a usted a aceptar las condiciones de trabajo de una empresa no homologada para realizar este tipo de operaciones tan peligrosas para la salud, tiene usted todo el derecho de denunciarlo al Colegio de Administradores y por vía judicial. Un equipo de la Guardia Civil de la sección del Seprona paralizará inmediatamente la obra y abrirá un expediente por ello al gerente de esa empresa.

amianto Malaga

Para que usted no incurra en errores de esta naturaleza, le recomendamos que lea el siguiente artículo preparado por nuestro personal de Francisco Ternero, una empresa que está concienciada con el medio ambiente y la salud pública, y que sigue una política de empresa basada en la calidad de los trabajos de gestión y retirada de amianto Málaga desde hace muchos años. Por eso, en el sector se nos conoce por nuestra profesionalidad, por ser puntuales en nuestro compromiso, por ofrecer un servicio altamente cualificado, usando la última tecnología en nuestro terreno y con un personal que no para de formarse para dar a nuestros clientes lo mejor en todo momento y bajo cualquier circunstancias.

Es lógico que usted no sepa nada sobre la uralita, como se llamaba entonces al material fibroso de silicato que tantos nombres distintos puede tener y que en todos encierra un peligro que atañe a nuestros empleados y a toda la comunidad internacional, ya que cuando se trabaja en el derribo de estructuras, de infraestructuras construidas en épocas paasdas, cuando aún no se había prohibido a nivel mundial el uso de este elemento en las construcciones, hay que seguir las normas impuestas internacionalmente y que en España está representada bajo un real decreto 396/2006 de 31 de marzo por el que quedan establecidas todas las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto en Málaga.

  • Cómo son los procedimientos de trabajo en estos casos

Para conocer a fondo cómo deben realizarse los trabajos vinculados a la manipulación de estas fibras que pueden provocar en el ser humano a largo plazo importantes problemas respiratorios, incluso cáncer, hay que leerse y estudiarse bien el artículo 6 de ese real decreto, en el que se explican las medidas técnicas generales de prevención que deberá seguir todo empresario y empleado de este gremio dedicado al amianto en Málaga. Y se parte de la base de que estos trabajadores deben estar expuestos en su lugar de trabajo al mínimo o bajo el valor mínimo que se fija en la misma legislación en un artículo anterior. Así, se determina que las labores deben hacerse bajo procedimientos concebidos previamente para evitar producir fibras de amianto o, al menos, intentar que si esto se produce no se dispersen las fibras de uralita en el aire. Además, en caso de que se hayan desprendido dichas fibras se tendrán que eliminar al menos en las inmediaciones del foco emisor de las partículas usando sistemas de extracción y siempre en condiciones de protección al medio ambiente y la salud pública.

En Francisco Ternero, nos tomamos muy en serio estas premisas y las llevamos a raja tabla para que ni nuestros operarios ni nuestros clientes puedan sufrir ningún tipo de peligro durante la ejecución de este tipo de trabajos.

  • Protección

Existe un tipo de protección particular que hay que llevar puesta en caso de retirada y gestión de amianto en Málaga y que está regulada y recogida en el artículo 8 del real decreto regulador del uso de estos silicatos. Son equipos para proteger las vías respiratorias y siguiendo lo dispuesto en el real Decreto 773/1997, de 30 de mayo. Y nosotros como empresarios nos comprometemos a poner a disposición de nuestros empleados estos elementos de protección, protección que en todo caso, como especifica la legislación, no deberán usarse por tiempo prolongado, ses decir, que no supere las 4 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *